“Si me llaman de la Selección me voy en bicicleta a Buenos Aires”


Facundo Silva  Soria, capitán de Lince, dio su visión sobre el arranque del equipo en el Regional, pasando por un recuerdo de sus inicios hasta su presente con la convocatoria a los “Naranjas”.

Su segunda casa, así lo define Facundo Silva Soria, el centro de Lince de 25 años, al club ubicado en Silvano Bores al 800. Y no puede ser de otra manera, ya que está ligado a la institución desde los siete años. “Tengo recuerdos de muy chico jugando al fútbol en la cancha de hockey del club hasta el debut, que fue a los 18, contra ‘Uni’ de Salta. Cosas que no se olvidan”, fueron las primeras palabras del jugador.

También hizo referencia al inicio del torneo, en el cual “Los Grises” no arrancaron de la mejor manera. “El equipo de a poco está madurando. Es el máximo objetivo que buscamos. Por este tema perdimos clasificaciones y partidos importantes  por no saber cerrarlos”. Hoy en día se convirtió en un referente del club tanto así que le toca llevar la cinta de capitán, “un sueño” para él. Un nuevo comienzo de campeonato que para Lince no fue de la mejor manera, ante esto dijo: “Los partidos se nos escapan por detalles, por un mal pase, una mala patada a los palos”.

Por último contó lo que siente al jugar con la camiseta de Los Naranjas: “Te llena de orgullo. Te hace inflar el pecho. Ponerte esa camiseta te eriza la piel. Estás representando a todos los clubes de la provincia, a tus  compañeros que si no fuera por ellos, no estás ahí”, respondió “Facu”. Además, se refirió a los jugadores tucumanos que se están destacando en Los Pumas y en Los Jaguares, como es el caso de Ramiro Moyano y Domingo Miotti. “Desde donde estoy yo les hago barra, a Ramiro lo apoyo más porque es de aquí del club, he tenido la suerte de poder compartir un par de partidos con él acá. Son tipos de otro mundo, que están ahí y lo están demostrando. Miotti hace dos partidos que está jugando y lo viene haciendo muy bien y Ramiro pagando con tries y buenas actuaciones”, declara el centro. Por último, la pregunta inevitable sobre si le gustaría estar en algún seleccionado nacional. “¿Quién no quiere? Si fuera por mí, me llaman hoy y me voy en bicicleta hasta Buenos Aires. Es un sueño, soñando todo es posible, son objetivos. Primero hay que demostrar las destrezas de uno en Los Naranjas y porque no abrirse otras puertas. Todo puede pasar”, concluyó Silva Soria.

 

Previous Primera victoria fuera de casa
Next “La UFC es el techo, es el sueño de Silvana y es el de todos estar ahí”

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *