Manejando la pasión


León Gieco supo conmovernos con su música y siempre aportó frases cargadas de realidad como es el caso de aquella que decía: “cuando el fútbol se lo llevo todo”. Mucha razón tenía él al referirse así a los argentinos, porque claramente parecía que el fútbol se lo llevaba todo por delante. Aunque, no es sólo este deporte el que despierta esta sensación en nosotros, todo deporte practicado en nuestras tierras genera pasión, locura y fanatismo. Está en la sangre Argentina identificarse con algo o alguien, seguirlo, apoyarlo, tomarlo como propio y alentarlo hasta el cansancio.

Es así el automovilismo deportivo para muchos, desde el «autito» de juguete cuando niños, pasando por el auto de madera creado con cajones de verduras y rueditas robadas de alguna máquina de cortar el pasto vieja, el karting como primer paso y el sueño de vivir para manejar, correr contra otros y ganarles, dedicar su tiempo y su energía a un auto. Un auto que en primera medida es algo material, pero quien puede explicarles a ellos, a los apasionados, que solo se trata de un montículo de hierros y plásticos cuando ellos ven en él a su pasión, a su objeto más preciado, a su razón de ser.

Y fueron los autos, y todo ese mundillo hermoso de competencias, los mecánicos, los repuestos, la velocidad, la adrenalina y ese apasionante camino recorrido hasta convertirse en piloto, en piloto de verdad, las cosas que enamoraron también a un argentino más, a un tucumano más, a Brian Reinoso quien con tan solo veinte años ya puede dedicarse a esto, a lo que él quería ser.

El TC 2000 le abrió sus puertas en el año 2018, el sol ya no pegará en su casco y el cielo no formará parte del decorado como lo es en la fórmula Renault, pero cada vez que mire hacia arriba y vea el techo de su Peugeot 408 sabrá que lo consiguió, que llegó a una categoría que era un sueño para él hace un tiempo atrás y que hoy ya es una realidad.

Previous LA PRIMERA ETAPA LLEGA A SU FIN
Next Todo definido

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *