Los que se animaron a cruzar de vereda


En la última década, hubo diez jugadores que vistieron los colores de los dos grandes tucumanos. El más reciente es Juan Imbert, que en realidad todavía no debutó oficialmente con San Martín, pero en diciembre fue presentado como refuerzo.

Si bien Atlético y San Martín son eternos rivales, a lo largo de la historia muchos jugadores vistieron ambas camisetas. Uno de los más recordados, allá por los años 70, es Julio Ricardo Villa, que arribó en Ciudadela en el 73 a modo de préstamo, y un año después se sumaba a las filas “Decanas”. El más reciente en cambiarse de bando es Juan Manuel Imbert, que fue presentado en vísperas de Navidad para el “Santo”, aunque todavía no hizo el debut oficial. En 25 de Mayo y Chile jugó sólo un año, en la temporada 2014/15. Disputó 25 partidos, convirtió un gol y formó parte del plantel que volvió a Primera.

Desde 2010 hubo otros diez jugadores que pasaron por las dos instituciones:

Héctor “Yaya” Álvarez: el delantero llegó a Atlético a principio de 2008, en el Argentino A. En 17 partidos marcó 13 goles, logrando el ascenso a la B Nacional. Emigró, y en 2009 volvió a Tucumán para sumarse a San Martín, dónde disputó 29 encuentros y convirtió 14 tantos. Al final de la temporada, volvió al “Decano” para jugar la 2010/11, pero en 31 juegos sólo pudo gritar 8 veces.

Matías Villavicencio: el defensor se sumó al “Santo” como refuerzo para jugar en Primera División, a mediados de 2008. Jugó 29 partidos y marcó un gol, a Estudiantes de La Plata. Un año después, tras el descenso, pasó al “Decano” que recientemente había ascendido. En 24 partidos, no llegó a convertir. En 2015, volvió a Ciudadela para disputar 16 encuentros del Federal A.

Raúl Saavedra: el lateral izquierdo debutó en 25 de Mayo en el año 2000. En dos años jugó 71 partidos y convirtió 6 goles. Después de varios años, arribó en Ciudadela para jugar en Primera División, disputando 21 partidos y marcándole un golazo a Boca. Al igual que el “Pelado” Villavicencio, pasó al recién ascendido Atlético, y después de una temporada con 18 jugados y sin goles, retornó a Ciudadela en 2010 para jugar 31 partidos en la B Nacional, convirtiendo 3 goles en la temporada.

Gustavo “Ring Ring” Balvorín: el centrodelantero arribó en Atlético en el año 2003 para disputar el Argentino A, pero en seis meses sólo jugó 9 partidos y no marcó goles. En 2011 llegó a San Martín, que acaba de descender a la misma categoría. Defendió la “roja y blanca” hasta 2013, convirtiendo 26 tantos en 53 encuentros.

Fabricio Lenci: el atacante formó parte del plantel “Decano” en la segunda mitad del 2013, durante la cual disputó 16 encuentros y sólo convirtió una vez, ante Aldosivi. A principios de 2014 pasó a San Martín. Tras 8 goles en 25 partidos, se marchó a finales de 2015.

César “Flecha” More: surgido de las inferiores de Atlético, debutó en Primera División ante River en 2009. Jugó 66 partidos y marcó un gol, en el clásico ante San Martín por Copa Argentina, en 2013. A mediados de ese mismo año, sorprendió al cambiarse de bando y se sumó al “Santo”, dónde en un año dijo presente en 25 encuentros y convirtió 2 tantos.

Augusto Max: el mediocampista hizo su debut profesional a la edad de 16 años, con la camiseta del “Santo”, en el año 2009. Se quedó en Ciudadela por cinco temporadas, en las que jugó 37 partidos sin convertir goles. Tras un gran desempeño en el torneo 2013/14, Atlético lo suma a su equipo. Sin embargo, en los siguientes seis meses sólo le dieron 60 minutos en cancha, aproximadamente. Sin chances en 25 de Mayo, cambia de club para el año siguiente.

Albano Becica: arribó en San Martín para la temporada 2013/14 desde Talleres, jugó 40 partidos y marcó 8 goles, siendo uno de los puntos altos del equipo ese año. A mediados de 2014 pasó al “Decano”, dónde prácticamente no tuvo lugar. Sólo 7 partidos disputados, entrando desde el banco. Fue el segundo refuerzo proveniente de Ciudadela que al que se le dieron muy pocos minutos.

Sebastián Matos: el delantero tuvo un paso poco destacable por 25 de Mayo en el año 2015, integrando el plantel que ascendió a Primera. Sin embargo, sólo jugó 17 partidos y convirtió un único tanto de penal ante Chacarita. Arribó al “Santo” en junio de 2019, y hasta ahora sólo participó en el encuentro ante Deportivo Riestra, entrando a pocos minutos del pitazo final.

Juan Ignacio “Pichi” Mercier: llegó a Atlético a mediados de 2018 y disputó 29 partidos, y se fue en 2019 sin marcar goles pero con buenos rendimientos. Pasó directamente a San Martín, dónde con 14 encuentros jugados ya se convirtió en uno de los pilares del equipo.

Pier Barrios: Llegó y se fue del “Decano” al mismo tiempo que el “Pichi”, pero con mucho menos protagonismo. Tan sólo 4 juegos con la “celeste y blanca”. En el segundo semestre del año pasado, ya con la del “Santo”, disputó 15 encuentros y marcó un gol, ante Riestra.

De estos diez profesionales, ocho fueron transferidos de manera directa entre los clubes. Esto no es coincidencia, ya que Mario Leito, presidente de Atlético, trata de mantener una buena relación desde que asumió, bajo la idea de “rivales, no enemigos”. Afortunadamente, las diferentes autoridades que fueron pasando por San Martín respondieron de la mejor manera a esta iniciativa.

Previous En busca de detalles
Next Calibrando motores

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *