Llegó para quedarse


Pakua es el nombre de un patrón de conocimiento, está inserto en todos los desarrollos de la cultura oriental. En el feng shui, en la medicina tradicional china, en el arte marcial. En todas las aéreas de desarrollo cultural y social del oriente.

Llegó a la Argentina en el año 1976. Tras el viaje de Rogelio Giordano Magliacano a Corea para tomar clases de artes marciales orientales. Allí conoció al Maestro chino exiliado I Chang Ming quien lo tomó como su único y más sabio discípulo y le brindó conocimientos y contenidos del Pa-kua. Dejando en sus manos la posterior difusión y enseñanza de este arte  para todo el mundo. No fue fácil acceder a sus conocimientos ya que era un hombre de tradiciones muy marcadas y solo compartía sus enseñanzas con su línea familiar.

Su único pedido fue que mantenga el aspecto fundamental de esta disciplina. El desafió  contra un tercero no es importante, lo esencial  es la competencia contra uno mismo.

Apenas regresó al país, ese mismo año, fundó la escuela de Pa-kua. El maestro Magliacano falleció el 26 de marzo de 2007 pero su legado ya había invadido el mundo.

Décadas después, en marzo de 1989, el Shifu Roberto Lamarque funda el primer recinto de  Pa-kua en Tucumán. En 1993 se inaugura la Casa Central en nuestra provincia en calle 24 de Septiembre 1170. El primer Maestro cinto negro del recinto fue Leonardo Reichel.

Pablo García, otro de los maestros en aquella sede, compartía sus conocimientos con los primeros tucumanos que se animaban a incursionar en esta creciente práctica. En el año 2000 logra fundar su propia escuela, segunda en Tucumán, en calle Mendoza al 2700.

Desde el 2003 en adelante la explosión del Pakua fue exponencial, ubicándose rápidamente en la tercera disciplina con mayor cantidad de alumnos en la provincia.

Cabe destacar que ésta, es una disciplina no competitiva, trabaja sobre la defensa personal.

Existen alumnos que nunca tiraron un golpe de pie, trabajan las partes internas, el Yoga Chino o partes terapéuticas como es el caso de la reflexologia, buscando potenciar la salud y la calidad de vida. El Tai Chi, una forma de meditación en movimiento o el desarrollo de las armas, manejo de armas orientales como el Sable y la Katana entre otras.

Pakua tiene una multiplicidad de disciplinas dentro de su enseñanza y los alumnos tienen diferentes formas de acceder a ella.

la sede tucumana hizo las veces de pionero de región, de aquí viajaron conocimientos a Salta, Santiago del Estero, Misiones, etc.

En la actualidad son decenas las escuelas que alimentan el deseo de aprendizaje de cientos de tucumanos.

  • Casa central: 24 de Septiembre 1170.
  • Pakua recinto América: Avenida América 2117.
  • Pakua Yerba Buena – Federación Mundial: Avenida Camino del Perú 360.
  • Escuela de Pakua: Congreso de Tucumán 350.
  • Escuela de Pakua: San Luis 405.
  • Escuela de Pakua: Las Piedras 1648.
  • Pakua Corrientes: Corrientes 67.
  • Escuela de Pakua: Avenida Sarmiento 13.
  • Federación Mundial Pakua: Las Piedras 48.
  • Pakua Belgrano: Pasaje Sebastián Gaboto 913.
  • Pakua Líbano: Avenida República del Líbano 1223.
  • Pakua Chacabuco: Chacabuco 173.
  • Federación Mundial Pakua: Avenida Aconquija 2170.
  • Pakua Lastenia: 7 de mayo  s/n

Así reconocían al Shifu Roberto Lamarque:

Previous “El vóley tucumano conserva prestigio a nivel regional y nacional”
Next Quizás en septiembre

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *