lesiones más comunes en el Tenis


Codo de tenista:

Es un dolor repetitivo en la parte externa del codo, cuando se golpea el revés, volea y resto, sobre todo cuando la muñeca está en mala posición. Es una lesión por sobre uso debido a repetidos micro traumas. Aparece en mayores de 30 años, poco iniciados o jugadores intensos de fin de semana. Técnica incorrecta o equipamiento inadecuado.

Síntomas: aparece un dolor en la región lateral del codo, puntual en el epicóndilo o que irradia hacia el antebrazo o brazo. Desparece en el juego y reaparece tras el partido. Va aumentando hasta imposibilitar los gestos de la vida diaria como estrechar la mano.

Tratamiento preventivo: se recomienda usar raqueta grande, con material flexible, evitando la vibración. Peso no superior a 360 gr y cordaje de tripa o sintético. Buena preparación física de base. Entrenamiento progresivo y buen calentamiento. Correcta alimentación e hidratación. Estiramientos adecuados de la musculatura flexora y extensora (con el codo estirado). Nunca jugar con pelotas mojadas.

Tratamiento: Descanso (activo), ejercicios sin situaciones que lleven al dolor, evitar revés. Calor, hielo, masajes en distintas modalidades. Infiltración en casos extremos, y si no hay resultados cirugía.

Tendinitis de muñeca

Se ve en la mano no dominante por el revés a dos manos sobre todo en chicas y jóvenes que poseen tendones y musculatura muy flexible. Suelen ser pacientes con musculatura muy laxa. Causada por micro traumas repetidos.

Síntomas: dolor e inflamación.

Tratamiento preventivo: no realizar horas y horas de ejercicios en voleas, no flexiones en el suelo con manos planas, estiran mucho los tendones. No hacer muchos ejercicios de revés a dos manos liftados. Se recomienda jugar de derecha, utilizar la mano dominante para el revés y hacer golpes sencillos en la red. Potenciar muñeca.

Tratamiento: Reposo, hielo, masaje. Fortalecer llevando el pulgar a la cara. Jugar con muñequera permite hacer el revés cruzado porque ayuda a que la muñeca no haga un movimiento tan brusco en el acompañamiento.

Manguito de los rotadores o hombro del tenis.

El hombro dominante está más caído que el no dominante. Tocan más fácilmente por un lado de la espalda que por el otro. Normalmente por la derecha llegan a tocarse ambas manos por la espalda. El mayor factor de riesgo es la biomecánica del lanzamiento sobre todo si sacas mucho y no descansas lo suficiente.

Síntomas: dolor hombro.

Tratamiento preventivo:

Ejercicios a evitar: saque, remate, derechas altas liftadas, voleas altas lejanas.

Ejercicios malos de gimnasio: elevaciones frontales, elevaciones laterales, pectorales.

Ejercicios buenos de gimnasio: rotación interna y flexiones de pared, movimientos de sierra, levantamiento de pesas, sierra rotación externa.

Tratamiento: Reposo, no sacar, hielo, masaje, flexibilidad, fortalecimiento. Es fundamental estirar los hombros puesto que, uno de ellos sobre todo, está contraído. Los mejores son de tríceps por delante de la cara y atrás, nunca de pectoral pues desestabiliza aún más el hombro.

Tendinitis aquilea

Es una afección frecuente sobre todo en corredores, saltadores, baloncestistas y tenistas. Un 25% es bilateral y afecta más a hombres.

Síntomas: entumecimiento matinal, incluso cojera que tarda en desaparecer. Presencia a la palpación del tendón de nódulos, estrías transversales o granulaciones.

Tratamiento preventivo: Causas: práctica de entrenamiento en suelos duros como carpeta, cemento…Arrancadas excesivamente intensas, recorridos diarios largos. Calzado en mal estado sobre todo si está muy desgastado. Anomalías en la estática del pie.

Prevención: calzado correcto, sin desgaste de suela ni talones. Entrenamiento en suelos blandos. Ajustes dietéticos sobre todo hídricos. Utilizar plantillas en caso de ser necesario.

Tratamiento: Reposo esencial, corrección de anomalías estáticas, uso de talonera, fisioterapia.

Lesión del gemelo interno

Se trata de una rotura o desinserción muscular total o parcial del gemelo interno. Se produce cuando la rodilla extendida y el tobillo en flexión dorsal se contrae el tríceps. Esto ocurre en el tenis en el servicio y en la red al devolver una volea a la que no se llega con facilidad. Más frecuente en mayores de 40 años, principalmente por falta de estiramiento y calentamiento adecuados.

Síntomas: el tenista siente como un fuerte dolor como una “pedrada”. A veces aparece un hematoma rápidamente y retracción del extremo muscular.

Tratamiento: Necesaria aplicación de hielo y reposo de la zona. Según gravedad puede inmovilizarse los primeros días. Sólo cuando es una rotura extensa o desinserción completa se cose. La tendencia es inmovilizar con botín y esperar unas 4-6 semanas para buena cicatriz. Luego poco a poco electroterapia, estiramientos y masaje.

Tratamiento preventivo: prevención mediante evitación de fatiga, convalecencia, condiciones climáticas (frío), medio ambiente, ausencia de calentamiento, no llevar ropa adecuada de protección en el entrenamiento, uso prolongado de calzado con tacos o clavos.

Uña encarnada

Tratamiento preventivo: calzado bien holgado, nunca llevar calcetines ajustados. Higiene cuidadosa de los pies. Cortar las uñas regularmente, al menos una vez por semana, y cortarlas rectas. Rebajas las uñas si son gruesas. Si aparece la uña encarnada la infección bacteriana puede invadir las cutículas y producir gran malestar.

Tratamiento: drenar las infecciones, mantener seca la zona, antisépticos locales o polvos antibióticos. Cirugía si los problemas persisten. En general se extirpa la cuña de la uña o toda ella.

Ampollas y callos

Se forman por la fricción de las capas de la piel, antes de aparecer está rojo. Hay que hidratarlo bien y proteger. Suelen aparecer al principio de la temporada. Limpieza eficaz, agua y jabón, secarse bien sobre todo por la noche, cremas ricas en glicerina.

Fractura de Stress

Son poco frecuentes en la práctica deportiva, pero son lesiones que ocurren por sobre uso. Las fracturas por estrés son el resultado de un incremento rápido en el ritmo de entrenamiento. Cuando los músculos se cansan, el hueso está sujeto a más estrés. Sospecharlas ante el conocimiento de uso excesivo, hipersensibilidad en la zona de fractura. En rayos x se aprecia una muesca pequeña en la tibia, en miembros. Más frecuente en jóvenes pues sus huesos son más débiles.

Tratamiento: Reposo activo, fortalecer toda la musculatura adyacente a la zona. No es necesario escayolas 3-8 semanas.

 

Previous La casa "Azurra" continua en orden
Next ¿Qué será eso que hacen los ingleses?

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *