La noche en la que Solórzano hizo gritar a todo Tucumán


En 2015, Tucumán fue sede del Campeonato Argentino, y el Seleccionado local se quedó con el campeonato en menos de dos segundos, en una agónica final ante Santa Fe. 86-84 fue el resultado final, sellado por Jerónimo Solórzano, que encestó un triple con menos de dos segundos en el reloj.

Cinco años atrás, el Campeonato Argentino de Básquet volvía a disputarse en nuestra provincia después de 17 años (la vez anterior fue en 1998). El Seleccionado de Tucumán enfrentó en fase de grupos a Mendoza y Buenos Aires, disputando los encuentros en cancha de Tucumán BB. Por primera vez, los demás grupos se llevaron a cabo en otras sedes, pero una semana después, la fase final se jugaría en nuestra provincia, y la de permanencia, en Bahía Blanca.

El combinado local cayó en el juego de apertura ante Mendoza, por dos puntos, pero luego los de Cuyo fueron derrotados por Buenos Aires. El partido definitivo se lo quedarían nuestros representantes, que vencieron al elenco bonaerense por 20 tantos, y accedieron a semifinales.

Esas eliminatorias sí se disputaron enteramente en el “Jardín de la República”. El estadio “María Elena Fernández” fue testigo de las semis, donde Tucumán despachó a Misiones por 19 de diferencia, y Santa Fe hizo lo propio con Entre Ríos en la otra llave. La gran final sería en el mítico Club Caja Popular, refaccionado casi especialmente para la ocasión.

El encuentro fue realmente parejo, y en el tercer cuarto los dirigidos tomaron una ventaja de dos posesiones, que fue clave para mantenerse al frente en el tanteador. La penúltima jugada llegó con 83-81 para el local, pero el MVP santafesino, Damián Palacios, logró encestar de tres a pesar de la asfixiante marca. El tablero electrónico marcaba 83-84 y un segundo con nueve décimas para que suene la chicharra. El estadio en absoluto silencio. Tiempo muerto para los dirigidos por Mario Vildoza y a reponer en ataque.

Todos los espectadores, al igual que los jugadores santafesinos, esperaban que la “naranja” se la entreguen a José Muruaga, el hombre de más renombre en la nómina. Pero para sorpresa de todos, “Pepe” arrastró dos marcas y el balón fue directo a las manos de Jerónimo Solórzano, que de inmediato armó el tiro y lanzó. Todo sucedió al mismo tiempo. La pelota entró en el aro, el estruendo de la bocina y el “Pedro César Figueroa” explotó en un grito al unísono de victoria. En la cancha, los tucumanos se abrazan y saltaban, los visitantes se miraban con tristeza pero con la frente en alto porque batallaron dignamente hasta el final, y en las tribunas la gente gritaba, cantaba, y hasta algún que otro loco llegó a desvestirse de la emoción. El resultado de 86-84 quedaba inmortalizado, junto al cuerpo técnico y jugadores que coronaban al seleccionado tucumano después de 17 años en el “más argentino de los campeonatos”.

Los 13 hombres que quedaron como campeones bajo la conducción de Mario Vildoza fueron: Leandro Vildoza, Pablo Osores, Jerónimo Solórzano, Patricio Aranda, Iván Julián, Fernando Ortiz, Pablo Walter, Iván Gramajo, Santiago Abdala, Emiliano Cancinos, José Muruaga, Conrado Echavarría y Cristian Soria.

Mirá los últimos instantes en el que Tucumán se consagró campeón:

Previous El León se refuerza y confirma su participación en el Regional
Next Alexis Canelo con coronavirus

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *