La famosa sobrecarga muscular


Una contracción involuntaria y continua de las fibras musculares como consecuencia de la práctica excesiva de deporte o la mala ejecución de un ejercicio. Esta lesión es especialmente común en deportistas, pues el entrenamiento supone, entre otros aspectos, repetir varios gestos deportivos, lo que supone de por sí un riesgo de sufrir una sobrecarga muscular.

Generalmente se produce por la repetición errónea de un gesto deportivo lo que produce el sobreuso de un determinado músculo.
Los músculos con más probabilidad de sufrir sobrecargas son aquellos que forman parte de:
● Las extremidades superiores.
● El cuello.
● Los hombros.

Los principales efectos de este tipo de lesión son el dolor y la pesadez en los músculos afectados. Además, puede ocasionar molestias en las articulaciones y falta de movilidad.

La forma más eficaz de apaciguar el dolor ocasionado por una sobrecarga muscular es la realización de un calentamiento adecuado, la aplicación de calor local y el masajeo de la zona.
Para ello lo óptimo es acudir a un fisioterapeuta o kinesiólogo que sabrá elegir el procedimiento idóneo para el grupo muscular concreto afectado.

Para prevenir una sobrecarga muscular, son de ayuda las siguientes recomendaciones:

● Realizar una buena rutina de estiramientos después del entrenamiento con el fin de disminuir el cansancio muscular.
● Adecuar el entrenamiento al nivel físico de cada persona para evitar de esta manera el sobre entrenamiento. Para ello será recomendable acudir a un entrenador calificado que preste asesoramiento en la correcta realización de los ejercicios.
● Incluir el descanso entre las partes más importantes del entrenamiento, un factor primordial para evitar las lesiones.

● Estar suficientemente hidratado antes, durante y después de los entrenamientos para aportar al cuerpo los nutrientes necesarios.
● Utilizar un material en correcto estado. (buenas zapatillas en el caso del running)
● Acudir de forma regular a un fisioterapeuta para que realice masajes de descarga muscular. Esto es especialmente importante en el caso de aquellas personas que tengan riesgo de sufrir una lesión de estas características.

¿Qué es el sobre entrenamiento?

El sobre entrenamiento es una de las principales causas de la sobrecarga muscular y por ello, los especialistas subrayan la necesidad de que toda persona que practique deporte con asiduidad esté al tanto de las causas y las consecuencias de cuando el cuerpo sobrepasa unos límites que no son aconsejables para la salud y el correcto funcionamiento del organismo.
Las consecuencias del exceso de entrenamiento aparecen cuando alguien somete a sus músculos a duras sesiones de entrenamiento sin permitir que estos se recuperen suficientemente.
El sobre entrenamiento suele producirse también cuando una persona lleva a cabo sesiones de entrenamiento intensivo de forma prolongada y sin descansar en los periodos adecuados, según los especialistas, una semana cada dos meses. También se acentúa el riesgo de entrenar en exceso cuando la persona en cuestión entrena con demasiada periodicidad, sin dejar descansar los músculos al menos una vez por semana.
Otra de las causas de sobre entrenamiento es la pérdida de peso, pues la disminución de masa muscular provocará que la persona rinda mucho menos a la hora de entrenar. Para evitar este problema los nutricionistas recomiendan una dieta rica en hidratos de carbono y proteínas para obtener un buen rendimiento muscular y evitar la fatiga.

Fuente: FR salud.

Conocé más acá:

Previous Un complemento especializado para clubes
Next Siete ciclistas tucumanos en La Rioja

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *