Finalmente, en casa


Emmanuel Lucenti logró regresar al país después de estar varios meses en Georgia. Ahora, ya instalado en Buenos Aires, espera respuestas para poder volver a su residencia en Santiago.

Después de varias semanas a la espera, Emmanuel Lucenti por fin pudo volver al país. El yudoca se instaló a principio de año en Georgia, con el propósito de entrenar y competir en Europa para llegar en las mejores condiciones a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Sin embargo, todos sus planes se vieron truncados por la pandemia de COVID-19.

Cuando comenzaron a cerrarse las fronteras a nivel mundial, Emmanuel y su familia esperaron pacientemente en la capital georgiana, pero los días pasaban y ellos seguían allá. A fines de mayo, el tucumano hizo pública su situación que ya se tornaba complicada, ya que no tenían previsto el dinero suficiente para los pasajes de vuelta y la larga estadía. Dos semanas después, un empresario cordobés se enteró de lo que le sucedía y decidió ayudarlo. Ricardo Fernández Núñez, cuyo nombre trascendió hace algunos días, se dedica al ámbito vitivinícola, y estaba varado en Ucrania. Él costeó el hospedaje y los boletos de avión del “Samurai”, su esposa, su hijo, su madre y su hermana. “Lo que nos pasó es para agradecer de por vida”, expresó Lucenti.

«El lunes viajamos de Tiflis a Amsterdam, de ahí fuimos a Frankfurt, donde dormimos una noche, y desde esa ciudad volamos a Roma, donde también pasamos una noche», relató Emmanuel, que ayer llegó a Buenos Aires. Sin embargo, su travesía aún no termina. En teoría anoche debían emprender viaje a Santiago, donde vive ahora el yudoca, pero no fue así y por ahora no tienen novedades. “Ayer a la mañana nos dejaron acá y no sabemos nada. Nos dejan comida en la puerta y nada más, nadie nos dice nada. Estamos viendo con quien hablar porque es muy incierto esto”, sentenció.

Reviví nuestro Apretao Live con el judoca:

Previous “No nací siendo deportista”
Next La posible vuelta, en un mes

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *