“En Tucumán, el Handball necesita difusión y apoyo”


KODAK Digital Still Camera

Camila Orellana, jugadora de Primera División en C.A.I.H y en la Selección Tucumana, resalta las alegrías y el crecimiento que el deporte le da. Con anhelos de cambios, destaca la poca participación de los medios. La ausencia periodística. La escasa colaboración. El ejercicio a pulmón.

Camila Agustina Orellana. Cuida la portería en la Primera de C.A.I.H y en el Seleccionado Tucumano.

Camila Agustina Orellana (20) construye su camino en la senda del deporte. Con paciencia y perseverancia hizo realidad uno de sus sueños. Jugar en Primera División de la institución que la vio crecer. C.A.I.H, Club de Amigos. Pero también representar a la provincia. Forma parte de La Selección Tucumana de Handball en la categoría femenina. Su lugar, el arco. Y pese a todo lo que la actividad le brinda siente que el balonmano merece, necesita y amerita mayor contención de los medios. Presencia en las canchas. En los eventos que buscan llevar al Jardín de la República a lo más alto. Como así también la colaboración para un crecimiento colectivo. “Aquí a diferencia de otras ciudades no hay una participación periodística. No se ve que vayan a los juegos. A los entrenamientos. Ni a los partidos. Como en otros deportes. Y no es una cuestión de género.  En los encuentros masculinos pasa lo mismo. Tucumán está muy abajo en ese sentido de la comunicación si lo comparamos con otros lugares a los que vamos a jugar. Necesita difusión. Y también apoyo de quienes tienen las herramientas para que esto crezca. Todo es a pulmón. Vendemos rifas para costear nuestros viajes porque todo sale de nuestro bolsillo”.

Las vicisitudes que se presentaron y que se hacen sentir no son obstáculos para luchar por un deporte con difusión y sustento. Comunicación y ecos. Es un sentimiento común de todos los que lo practican.

Camila es la menor de tres hermanos y desde sus inicios en el handball contó con el apoyo de su familia. Es su pilar. Su sostén. Su cimiento sólido ante cualquier adversidad. También lo son sus compañeras ya que revela que todo logro es una conquista del equipo. “Comencé a los 13 años en el colegio. Teníamos para elegir entre vóley o danzas folclóricas. Y aunque me gusta bailar no me arrepiento de mi elección. Es mi pasión y mi escape de la realidad. Mi cable a tierra. No puedo estar sin pensar en los próximos partidos, en lo que se viene. Si bien hacer deporte mejora la relación con las personas y te ayuda a ponerte en el lugar del otro, todo lo que hacemos es fruto de un gran trabajo conjunto. De las chicas que estamos en la cancha, de las que están en el banco de suplentes y de las que nos van a alentar”.

Esos pasos compartidos y la empatía es lo que marca la diferencia. Tanto en la provincia como fuera de ella, los valores están latentes. “ En el 2018 tuve la posibilidad de viajar a Jujuy. Fuimos a buscar una plaza en el Regional. Nos fue mal, pero las experiencias vividas y el sentir que se dejaba todo no tiene comparación. Nuestras rivales en ese momento solo lo fueron dentro de la cancha. Afuera no. La alegría de estar ahí y de ver los resultados iban más allá. También lo viví cuando fui seleccionada para los Nacionales 2019. Los Juegos de Playa. Handball Beach. Es increíble la calidad que tienen los deportistas tucumanos. El nivel y todo lo que hacen para llegar”.

Con una ardua rutina y las actividades universitarias, Camila busca el equilibrio para no descuidar sus pasiones. El balón y la Administración de Empresas. “Entreno 3 días a la semana y de lunes a lunes corro media hora. Para no perder el ritmo. Trato de dormir lo suficiente para estar activa y cuidarme con las comidas. A veces se hace difícil con los estudios, pero el tiempito siempre está”.  

Si de intentos y de perseverancia se trata, el rol de la mujer camina por ese sendero. El de la igualdad. El de la práctica colectiva. El de ejercer sin prejuicios cualquier actividad. “Creo que la mujer tiene más poder. Ahora si lo tiene. Antes te decían cómo ibas a jugar a la pelota si eras una señorita. Imagínate en este ejercicio que es de puro contacto físico. Hoy por hoy en la cancha tenemos la misma autoridad. Tanto los hombres como nosotras”.

Camila agustina Orellana construye sus pasos en un deporte que necesita, como muchos otros, de difusión y comunicación. Porque representan la provincia con identidad, pasión y respeto.

“Deseo para mi patria un pueblo de deportistas, educada su alma y fortalecido su cuerpo. Deseo para la Nación una comunidad de hombres sabios y prudentes. Todo ello está en marcha y depende de los argentinos y de los poderes públicos el apoyar e impulsar por todos los medios para llevarlo a cabo”.Juan Domingo Perón.

 

PERIODISTA ENCARGADA DE HANDBALL FEMENINO: BELÉN JIMENEZ BERHO

Previous Javier Rojas Álvarez
Next Concepción arrancó con el pie derecho

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *