“El triunfo es la coronación de un proceso que también tiene tristezas”


Pedro Alejandro Sánchez , entrenador de futsal, se sumó a un nuevo Apretao Live. Reveló la esencia de su gestión y revivió cada paso que transitó en el país y en el mundo.

Las victorias no solo se construyen de resultados. Hay un camino intenso de emociones, vivencias y vínculos que lo hacen posible. En el deporte, el rol de director técnico, es por lo tanto único y vital. Pedro Sánchez (35) dejó grandes huellas en la historia de futsal tucumano. Escribió páginas con tintes nacionales e internacionales. Bajo una convicción que defiende y persigue. “Una de las premisas claves de esto es apostar a la evolución constante de los equipos. Pensar que ganar las finales es muy importante pero muchas veces perder también es una forma de sumar. Porque ya lograste otras cosas en la cancha, encontraste a los jugadores y sus roles.  El triunfo es la coronación de un proceso que también tiene tristezas. Y de eso de trata, de creer más allá de un resultado que sí se puede”.

Esta visión lo acompañó desde sus inicios y le permitió analizar su rol como guía técnico. “En el futsal encontré mi lugar en el mundo. Tenía un grupo de amigos con el que competíamos en diferentes torneos. Antes no había tanta magnitud como ahora en fútbol 5. Nos enteramos por una nota en el diario de la formación de una liga y nos anotamos. Así nació Estalelares Futsal. Equipo que aún dirijo. Nos incluimos a competir y desde el principio lo tomé con seriedad para que los chicos también lo vean así. Sabíamos que íbamos a vivir muchas cosas como las selecciones provinciales y los Nacionales  y más allá de los resultados porque hubo victorias y derrotas teníamos que pensar en estar y formar parte. Fue un proceso muy largo con muchos frutos, alegrías y penas. Pero la enseñanza fue tremenda. Todo eso que viví me ayudó para manejar al equipo. También estoy actualmente con las chicas de Uthgra y trato de plasmar lo mismo. La convicción de que ellas pueden lograr todos los resultados que se propongan.  El año pasado llegamos con ellas a la final, no la ganamos pero nos quedamos con la satisfacción de haberlo dejado todo, sumar y crecer”.

Pedro Sánchez, reveló que una de los ejes que le permite el buen manejo con los jugadores se basa en la transmisión de confianza y entereza. “Parte de mi mensaje se encuentra en transmitir el poder de creer en ellos y en los objetivos que nos fijamos. Comprender que somos un todo y es el colectivo el que consigue los resultados. Somos un equipo. Formar un grupo es un desafío enorme para un entrenador  por eso debe  estar formado y estudiar de modo constante. Cuando se ponen en práctica las capacitaciones, el éxito es una consecuencia.  Es importante que en el campo de juego el equipo funcione y el resultado es la aprobación de que eso se consiguió”.

Acompañó a la Selección Tucumana cinco años e hizo posible la permanencia del conjunto en el Torneo de Elite. Destacó que guarda los mejores momentos y jamás olvidará cómo fue crecer al lado de los jugadores. “Cuando comenzamos fue un proceso precario porque recién se iniciaba en la provincia, no teníamos dónde entrenar ni los elementos. Esto me obligó a capacitarme. Todo fue de a poco. Año a año íbamos subiendo la vara.  Hasta el día de hoy Tucumán está en la máxima categoría y puede mantenerse desde lo técnico y formativo. Una de las causas raíces de esto es apostar a la evolución constante de los equipos”.

Si de pasajes emotivos e históricos se trata siempre vendrán a su mente los abrazos de gol con San Cayetano. “Es una época muy sentida desde lo deportivo y emocional, tuvimos un excelente grupo. Me topé con jugadores que rápidamente captaron el mensaje y el poder de convencimiento de saber que en la cancha le podíamos ganar a cualquiera. No solo fuimos campeones del Apertura, también del Clausura, competiciones interprovinciales y llegamos a la final del Nacional, no ganamos pero  fue algo épico. Para ellos fue un año de oro. La clave estuvo en que  no era un equipo en base a un jugador sino los jugadores en base a un equipo. Eso hace que hoy sean una potencia en futsal”.

En el 2019, con la Selección Argentina de Socca, vistió la celeste y blanca y plantó bandera en Grecia. El Mundial lo abrazó con hermosos recuerdos y experiencias inolvidables. “Llegar hasta ahí fue tremendo. Muchos se preguntarán cómo hicimos. Socca es una modalidad de juego reducido, mini fútbol. Hace dos años que está creada la Asociación aquí en Tucumán. El conocimiento que teníamos de la jugada chica nos ayudó a ganar un partido. Eran 50 equipos. La zona era muy difícil pero desde lo colectivo nadie fue superior aunque el resultado marca alguna diferencia. Fue una de las etapas más lindas de mi carrera. El lugar donde estábamos era muy turístico. Había mucha gente. Este deporte genera cosas inmensas. Las personas se acercaban para pedirnos fotos y autógrafos. El plantel argentino genera esto porque tenemos grandes como Messi y Maradona”.

En ese marco referencial reveló quiénes son sus estandartes en el fútbol y qué jugadores lograron un impacto en él. “Soy hincha de Lionel Messi. Tengo cierto cariño también por Enzo Francescoli que fue mi ídolo en la infancia. He visto partidos deDiego Maradona y fue un grande también. De los entrenadores me llevo la escuela de Josep Guardiola y de los deportistas tucumanos hay muchos que se merecen un lugar en el podio como Juan José Martínez, que es el capitán actual de la Selección Tucumana hace 9 años está en el proceso, tiene mucha experiencia, trayectoria y amor por la camiseta. No me puedo olvidar de los chicos de San Cayetano como Roberto Reja y el arquero Marcelo González. Por supuesto, en  Estelares, el “Turco” Alí. Esteban Córdoba, Matías Palacios, Rodrigo Sánchez. En lo femenino, hoy me toca vivir esa división y me llevo grandes jugadoras como Belén y Victoria Ronanduano. Y sin lugar a dudas, una de las mejores arqueras es de Uthgra, Eliana Barrionuevo, tiene muchísimas condiciones».

El director técnico también puso la mirada en el análisis que de ellos se realiza en los medios y destacó que la construcción que realiza el periodista sobre una figura puede ser determinante en su carrera. “El entrenador siempre está en el foco de la ingratitud.  Porque si ganás está todo bien pero si hay derrota la culpa es tuya,  por el cambio que hiciste o no,  por la final,  por el partido,  la falta de reconocimiento es un sinónimo para el entrenador y el canal de comunicación  a veces genera eso. La opinión pública construye no solo insatisfacción sino dudas e incluso frustraciones y hasta el abandono en el deporte. Muchos jugadores por el peso de tener un nombre o un futuro promisorio se ven limitados y ese amor que tuvieron al principio cuesta después recuperarlo desde lo psicológico. Hay que tener mucho cuidado con lo que se dice”.

Pedro Alejandro Sánchez sueña con dirigir en el exterior y su deseo constante de capacitación y formación lo acercan cada vez más. En esta búsqueda de proyectos se planta firme sin renunciar a su fiel ideal, ver crecer al futsal, deporte que tanto ama y tanto le dio.

Mirá la entrevista completa:

Previous Se presentó la Liga Profesional de Fútbol
Next Sagra y otro dardo para Tapia

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *