Cuidados para golfistas


Muchas personas consideran que el golf es un deporte que requiere un nivel de actividad física bajo, por lo cual el riesgo de sufrir una lesión no existe. Sin embargo, el golf tiene un riesgo potencial de provocar lesiones serias en los codos, la columna, rodilla, cadera o muñecas. Unas simples medidas de prevención pueden permitir a los amantes de este deporte evitar la mayor parte de los problemas.

Codo del golfista

Es la principal lesión que sufren estos deportistas. La mejor forma de evitar su aparición es fortalecer los músculos del antebrazo u hacer que el swing sea más lento, lo que permitirá que el golpe en el brazo sea menos fuerte al golpear la bola.

Consejos muy sencillos para ayudar al fortalecimiento de los músculos del antebrazo:

 

  1. Apretar una pelota de tenis. Este ejercicio, realizado durante cinco minutos, es muy efectivo para fortalecer este grupo muscular.
  2. Movimientos de la muñeca. Utilizando una mancuerna de poco peso, bajarla al final de los dedos y subirla posteriormente hacia la palma de las manos. Mantener el brazo que estás ejercitando por encima de tu codo con la otra mano para limitar el movimiento del antebrazo. Repetir el ejercicio 10 veces con un brazo y, posteriormente, hacerlo con el otro.
  3. Movimientos invertidos de la muñeca. Colocar las manos con la palma mirando hacia el suelo. Usar una mancuerna con poco peso y utilizando las muñecas levantar la pesa hacia arriba y hacia abajo. Mantén el brazo por encima del codo con la otra mano para limitar el movimiento del antebrazo. Repetir el ejercicio 10 veces.

Dolor de la parte inferior de la espalda

Es otro de los problemas comunes entre los golfistas. Este dolor lo puede provocar un swing mal realizado. El golf provoca una rotación del cuerpo cuando se golpea la bola. Este movimiento puede presionar considerablemente la columna y los músculos. Tener poca flexibilidad o fuerza en los músculos puede provocar pequeñas contracturas o estiramientos en la espalda que fácilmente pueden convertirse en lesiones graves.

Previous CC mifinalistas
Next La onceava llegó a su fin

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *